Inicio / Articulos / Una visión general sobre Haswell-E, Chipset X99 y DDR4

Una visión general sobre Haswell-E, Chipset X99 y DDR4

El chipset X79, que fuera la plataforma insignia de la gama Extreme de Intel durante tres largos años se ha actualizado. Esta plataforma inició con los procesadores Sandy Bridge-E y posteriormente fue actualizado para dar paso a Ivy-Bridge-E, esto sin traer cambios “sustanciales” en la plataforma. Aunque ambos procesadores son lo bastantemente competentes al día de hoy, han surgido muchos avances y nuevas tecnologías durante estos últimos años que meritan el lanzamiento de una nueva plataforma para poder aprovecharlos al máximo.
La nueva plataforma promete deleitarnos con muchas novedades innovadoras, como son, el primer procesador Intel de 8 núcleos reales, el nuevo Chipset X99 y el soporte para las nuevas memorias DDR4. Con eso, Intel pretende proporcionar a los gamers extremos, entusiastas y creadores de contenido un nuevo nivel de rendimiento y almacenamiento nunca antes visto.

Conoce A Los Poderosos Procesadores Haswell-E

Los nuevos procesadores se conocen bajo el nombre de código Haswell-E y vienen a reemplazar los procesadores Ivy Bridge-E existentes en el segmento de la gama Extreme. 
Los procesadores Haswell-E están basados en la arquitectura existente Haswell misma que debutó hace un año aproximadamente. Sin embargo, los procesadores Haswell-E vienen con importantes mejoras, como son, un mayor numero de núcleos, el aumento de lineas PCIe 3.0 y canales de memoria RAM. Como cualquier procesador Intel de gama Extreme, los Haswell-E carecen de un chip de vídeo integrado. Mismo que no resulta necesario ya que un usuario que adquiere un procesador de este calibre tiene planeado combinarlo con una o varias tarjetas gráficas discretas.
Para que los procesadores Haswell-E pudieran hacer uso adecuado de las nuevas tecnologías fue necesaria la implementación de un nuevo zócalo nombrado LGA 2011-3 (nombrado así por el numero de pines que se encuentran en el zócalo) lo que significa que es necesario adquirir una nueva tarjeta madre que posea el chipset X99. Ademas de comprar un nuevo procesador y tarjeta madre, el usuario se verá obligado a desembolsar aun más para adquirir Memoria RAM ya que los Haswell-E utilizan el nuevo estándar DDR4.
Tal como lo hizo en generaciones pasadas, Intel introduce tres modelos de la linea Haswell-E al mercado. Hemos construido una tabla en la que se exponen las características de cada modelo.

Modelo
i7-5820K
i7-5930K
i7-5960X
Velocidad de reloj
3300MHz
3500MHz
3000MHz
Frecuencia turbo máxima
3600MHz
3700MHz
3500MHz
Cantidad de núcleos
6
6
8
Cantidad de subprocesos
12
12
16
Cache inteligente Intel
15MB
15MB
20MB
Líneas de PCIe 3.0
28
40
40
Máximo de TDP
140W
140W
140W
Precio (USD)
$389.99
$589.99
$1049.99
El i7-5820K que es el modelo mas económico de los tres, el cual podremos adquirir por un precio de $389.99 dolares, en su interior cuenta con 6 núcleos reales y 12 hilos de procesamiento ejecutándose a una velocidad de reloj de 3300MHz que pueden llegar hasta una frecuencia turbo máxima de 3600MHz. Este modelo en particular posee un cache inteligente de 15MB dando soporte hasta 28 lineas de PCIe 3.0.

El i7-5930K es el modelo intermedio de la gama. El cual posee una velocidad de reloj de 3500MHz con una frecuencia turbo máxima de 3700MHz. Un cache inteligente de 20MB ademas de un aumento a 40 lineas lineas PCIe 3.0. lo cual hace que sea un candidato ideal para usuarios que están pensando en utilizar mas de 3 tarjetas gráficas.

Por ultimo, el i7-5960X es el procesador insignia de Intel para la gama Extreme y su primer procesador con la sorprendente cantidad de 8 núcleos reales y 16 hilos de procesamiento. Debido al numero de núcleos, el i7-5960X cuenta con una velocidad de reloj menor llegando a los 3000MHz, alcanzando una frecuencia turbo máxima de 3500MHz. Un cache inteligente de 20MB, ademas de contar con 40 lineas PCIe 3.0.

El Nuevo Chipset X99

En la mayoría de los casos, la introducción de un procesador nuevo implica su acompañamiento de un nuevo chipset. Este es el caso con los Haswell-E y el chipset X99 también conocido con el nombre código “Wellsburg”. Ya que Intel tuvo suficiente tiempo para diseñar y desarrollar este nuevo chipset, no podemos esperar nada menos que la perfección.
La principal novedad de este chipset X99 es el soporte para módulos de memorias DDR4 con una frecuencia stock que inicia en los 2133MHz con configuraciones de cuatro canales (Quad Channel). Inicialmente las tarjetas madre con este chipset pueden albergar hasta 64GB, que conforme vaya madurando la tecnología, se estima que un solo modulo de memoria DDR4 podría alcanzar hasta la impresionante capacidad de 32GB aumentando el soporte total hasta los 256GB.
Los dueños de los procesadores i7-5930K y i7-5960X podrán disfrutar de las 40 lineas PCIe 3.0 que ofrece este chipset X99. Mismas que oficialmente ofrecen soporte a configuraciones x16/x16/x8 o x8/x8/x8/x8/x8. En el caso del i7-5820K que solamente dispone de 28 lineas PCIe 3.0, el usuario estará limitado a una configuración de x16/x8/x4.
En cuanto a almacenamiento y conectividad refiere, el chipset X99 posee un gran soporte. Que de cajón, cuenta con nada menos que 10 puertos SATA III mismo que soporta la tecnología mas reciente de Intel Rapid Storage 13.1. Para conectar tus periféricos, tienes a tu disposición 14 puertos USB de los cuales 6 son USB 3.0 y los otros 8 USB 2.0.

El Nuevo Estándar: Memorias DDR4

En este momento, los precios de los kits DDR4 se encuentran por las nubes, lo cual era de esperarse ya que la disponibilidad de los chips es escasa y el nuevo estándar apenas esta en su etapa de introducción. Pero ¿cuáles son las principales ventajas de DDR4 en contraposición a su predecesor DDR3?

En primera instancia podemos hablar de los cambios físicos que han sufrido, con un aumento en los pines, mismo que llega a los 288 pines, un borde en los mismos que nos facilitara aun mas su instalación y un PCB de mayor grosor, que le facilitara al fabricante aumentar la densidad de cada slot, serian los cambios físicos mas destacables que ha sufrido en esta evolución.

Las memorias DDR4 fueron diseñadas para brindar mayores velocidades que a su vez nos proporciona un mayor ancho de banda. La velocidad inicial especificada por JEDEC para DDR4 es de 2133MHz sin embargo ya podemos ver disponibles en el mercado módulos que alcanzan hasta los 3300MHz a través del overclocking

Algo que se ha destacado en la evolución de las memorias DDR ha sido su consumo energético mismo que se ha reducido considerablemente con cada generación. Si bien recordamos, las primeras memorias DDR funcionaban con un voltaje de 2.5V, las DDR2 a 1.8V, las DDR3 de 1.5V a 1.65V y por ultimo las DDR3L a 1.35V. El voltaje de operación de las nuevas memorias DDR4 es de apenas 1.2V lo cual representa una reducción del 20% comparado con las memorias DDR3, pero la evolución en este aspecto no llega hasta ahí, ya que se estima que conforme vaya madurando esta tecnología, se pueda reducir el voltaje hasta 1.1V.

La arquitectura de las memorias DDR4 ha hecho posible la fabricación de módulos con una densidad mayor. Tecnologia que podra ser mayormente aprovechada en servidores. Samsung es uno de los fabricantes que ya han puesto manos a la obra y se encuentran en proceso de comenzar a manufacturar módulos de memorias DDR4 con una capacidad impresionante de 32GB.

Por ultimo, podemos destacar el Código de Comprobación de Redundancia Cíclica (CRC). El cual permite que los errores de escritura sean detectados en tiempo real y que sean corregidos instantáneamente, proporcionando un funcionamiento mas estable.