Inicio / Articulos / Windows 10: Rendimiento En Juegos

Windows 10: Rendimiento En Juegos

Windows-10-Rendimiento-En-Juegos

Cuando Microsoft anunció Windows 10 en el mes de septiembre del año pasado, la compañía nos prometió muchas mejoras increíbles en cuanto a interfaz de usuario, seguridad, funcionalidad y experiencia multimedia. Todo esto suena muy bien para el usuario promedio. Pero la novedad clave que realmente sedujo a los gamers fue el anuncio de DirectX 12 que se distribuye exclusivamente con Windows 10. Y es que según Microsoft, el DirectX 12 trae grandes beneficios para los gamers principalmente en términos de una mejora en la eficiencia y el rendimiento de los recursos de hardware tales como la reducción del uso de la memoria RAM, los gráficos Overhead y el consumo energético. Pero primeramente los juegos deben ser desarrollados específicamente para el DirectX 12 para poder explotar sus ventajas. Por lo pronto no creemos que se presente un enorme aumento de rendimiento en los juegos actuales que no utilizan el DirectX 12. Pero podemos estar equivocados.

Entonces para hacer las cosas más interesantes, Microsoft decide ofrecer la actualización a Windows 10 de forma gratuita para todas aquellas almas valientes que se animan a hacer la transición. Con esta noticia, muchos gamers seguramente están contemplando si realmente vale la pena deshacerse de su sistema operativo actual para seguir la corriente popular para migrarse a Windows 10. Estamos conscientes que muchos de nuestros lectores son gamers exigentes que les gusta exprimir cada cuadro que puedan sacar a su tarjeta gráfica. En este artículo, vamos realizar pruebas en algunos de los juegos más populares en resoluciones de 1080p, 1440p y 4K para averiguar si el Windows 10 es capaz de ofrecer una mejora tangible en cuanto a rendimiento en tus juegos favoritos.

Metodología De Pruebas

Los lectores que frecuentan nuestros reviews deberían conocer nuestro equipo de pruebas por ahora. Pero para los invitados nuevos, estamos utilizando un equipo con las siguientes características: Procesador Intel Core i7-5960X de 8 núcleos corriendo a 3.5GHz, 16GB de memoria G.Skill Ripjaws 4 ejecutándose a 3000MHz. En cuanto a gráficos, nuestro equipo esta empoderado por una tarjeta gráfica ASUS GeForce GTX 980 Matrix Platinum.

Utilizamos nuestro paquete de juegos que empleamos en nuestros reviews de tarjetas gráficas para este artículo. Las pruebas se realizaron en 3 de las principales resoluciones del mercado actual las cuales son 1920 x 1080, 2560 x 1440 y 3840 x 2160. Para ello, nos hemos armado con un monitor 4K modelo ASUS PB287Q de 28 pulgadas con tiempo de respuesta GTG de 1ms y tasa de refresco de 60 Hz.

Por último, instalamos copias frescas de 64 Bits de Windows 10 Pro y Windows 8.1 Pro con sus últimas actualizaciones correspondientes. El controlador NVIDIA mas actual hasta el momento de este artículo es la versión 353.63, la cual es la misma en ambas versiones de Windows.

Para conocer los demás detalles de nuestro equipo de pruebas, les dejamos el siguiente cuadro:

ProcesadorIntel Core i7-5960X
Tarjeta MadreASUS Rampage V Extreme
Memoria RAMG.Skill Ripjaws 4 16GB 3000MHz
Tarjeta GraficaASUS GeForce GTX 980 Matrix Platinum
DisipadorNoctua NH-U12S
SSDADATA XPG SX900 128GB
Fuente de PoderSeasonic Platinum 1200W
Sistema OperativoWindows 10 Pro 64 BitWindows 8.1 Pro 64 Bit

Resultados De Las Pruebas

Windows-10-Metro-Last-Light

Windows-10-Middle-Earth

Windows-10-Tomb-Raider

Windows-10-Batman-Arkham-Origins

Windows-10-Thief

Conclusión

Los resultados revelaron algo que ya sospechábamos. La realidad es que el nuevo Windows 10 no ofrece una mejora significante de rendimiento sobre su antecesor en los juegos. Descubrimos que en promedio se trataba de una diferencia de un 1 a 3 cuadros por segundo dependiendo del juego y la resolución a la que se está ejecutando. Inclusive, nos atrevemos a decir que los resultados obtenidos se encuentran dentro de un rango de error y quizás esta diferencia es solo producto de aspectos ajenos al Sistema Operativo. De alguna manera, esto es cierto. La diferencia es tan diminuta que la mayoría de los gamers si no es que todos, no la notarían al momento de jugar.

Estamos seguros que existen muchas mejoras dentro del Windows 10. Eso no queda en duda. Sin embargo, el rendimiento en el gaming no es una de ellas. Hoy por hoy, consideramos que el Windows 10 se desempeña ligeramente mejor que el Windows 8.1 en cuanto a gaming. Quizás en un futuro si podamos apreciar una diferencia más notable en los cuadros por segundo cuando tengamos juegos apropiados con soporte nativo para DirectX 12 o cuando los juegos existentes se actualicen con un parche para soportar el DirectX 12. Para entonces, podemos desatar el gran potencial del DirectX 12 y realizar una verdadera comparación contra el DirectX 11.

  • I.S.C. Gabriel Cadena

    Hice algo similar, pero solo con mi equipo que tengo:

    -i7-2600k

    -16Gb RAM 1600MHz

    -SSD Samsung EVO850 500GB

    -Corsair 750W

    AMD Radeon R9 280x 3GB

    los resultados que me dieron fueron muy poco notorios, pero sin duda alguna Win 10 Pro nos proporciona un poco mas de performance realmente muy bueno

    • Enlace Hardware

      Excelente equipo, gracias por el feedback esperamos que te haya servido el articulo, saludos